Los efectos nocivos sobre la salud de la luz azul

 En la entrada anterior, hacíamos un resumen sobre la luz azul y los efectos que provocaba sobre nuestra vista, síntomas y efectos. Hoy, nuestra óptico optometrista Patricia Pérez, nos cuenta con exhaustividad los riesgos y lo perjudicial de dicha luz.  

____________ 

 
La incorporación de filtros de absorción UV y de luz azul a las lentes de contacto es un valor añadido que contribuye al mantenimiento de una buena salud ocular y busca mejorar el confort visual en nuestro día a día marcado por el uso de los numerosos dispositivos digitales (ordenadores, móviles, tablets), al que independientemente de la edad, nacionalidad, religión, nivel económico, cultural y social, estamos todos expuestos.
 
Estos filtros se han añadido recientemente en una lente de hidrogel de silicona a medida, mensual, con tinte de manipulación verde, geometrías esférica, tórica, multifocal y multifocal tórica (esferas ±30D, cilindros hasta -8D, adiciones 0.5 a 4.0D, pasos de 0.25D, ejes en pasos de 1º, diámetros 11.50 a 16.50mm y radios base 6.50 a 9.80mm). Las lentes multifocales y multifocales tóricas están disponibles en geometría Centro Lejos y Centro Cerca.
 
El sol es la fuente más importante de luz UV y azul. Las luces led contienen un 35% de luz azul y se estima que en 2020 constituyan el 70% del mercado, además de ser la iluminación empleada por la pantalla de los sistemas digitales.
 
Entre las consecuencias negativas de la exposición al UV encontramos cataratas para el UVA (316–380nm), y fotoqueratoconjuntivitis, pterigium y pinguécula para el UVB (280-315nm). Se estima que la luz azul contribuye a la degeneración macular asociada a la edad.
 
Respecto del uso de dispositivos digitales nadie es ajeno al Síndrome Visual Informático (SVI). Se estima que un 90% de la población los usamos más de 2 horas al día y un 65% experimentamos síntomas asociados, como fatiga visual, ojo seco y visión borrosa.
 
Se especula que la luz azul-violeta (381-450nm) pueda influir en el SVI, con aumento de la dispersión intraocular y su consecuente disminución de la sensibilidad al contraste. Se estipula que la absorción de la sobreexposición a esta parte del espectro contribuye también a reducir la fotofobia y el deslumbramiento.
 
Hemos realizado un estudio en 30 pacientes con un cuestionario específico de sintomatología asociada al uso de ordenadores (Computer-Vision Symptom Scale). Los criterios de inclusión fueron usar ordenador led al menos 4 horas al día y móvil, Tablet o televisión led al menos 2 horas, con las lentes de contacto. Los resultados indican mejoría respecto de lente sin filtros.
 
La luz azul-turquesa (451-495nm) tiene implicaciones en la visión escotópica, regulación de ritmos circadianos y memoria, entre otras. Una sobreexposición a la luz azul puede alterar los ciclos de sueño y consecuentemente producir alteraciones de la atención; su bloqueo impulsa la melatonina y mantiene su función como supresor de crecimiento de tumores.
 
 
 
Hasta alrededor de los 20 años el cristalino no absorbe significativamente UV y en menor medida luz azul. Con la edad aumenta la dispersión intraocular.
 
Por todo ello la nueva lente de contacto Blu:gen, con filtros UV Clase 1 y de luz azul, se presenta como una solución viable para la corrección de prácticamente cualquier graduación y parámetro ocular con los beneficios aportados frente a la luz UV y azul.
 
____________ 
 
 
Patricia Pérez Martínez
Óptico Optometrista en Óptica San Mateo, Alicante.
2012-2015 © Ópticas San Mateo Condiciones de uso Notificación de privacidad Ir a Digital Nature